Sexo, energía para crear consciencia

Hacemos el amor y te miro mirándonos a los ojos, reconociéndonos como la fuente de lo que es imposible de separar.

¿Qué es la sexualidad,  quién se atreve a rechazar la danza cósmica del espíritu en la tierra y sus cuerpos?

La sexualidad desde lo más individual, privado e íntimo, comienza a temprana edad formándose en lo que el niño manifiesta como impulsos no condicionados. Dichos impulsos son de forma innata manifestados sin juicio o presunciones desde la primera etapa de formación en el pequeño.

A lo largo del camino el niño se ve forzado poco a poco a abandonar la idea de lo espontáneo y comienza a vivir su experiencia muy particular influenciado por estímulos sociales, culturales y familiares que lo van transformando en esencia.

En muy pocas sociedades o culturas nos guían a afrontar con madurez y responsabilidad la difícil tarea en sus comienzos de lo que el “sexo” conlleva a hacer con nosotros.

La capacidad de compartir entre mujeres en especial la mujer con su madre y abuelas haría ya de ella una mujer capacitada para llevar la tarea más allá de la procreación. El respeto a lo femenino dentro de ella comprendiéndose más lejano de lo obvio.

De igual forma para el hombre estar dentro y desde su fuente de energía masculina haría de este un hombre más consciente a la hora de perpetuar la vida en sus relaciones sexuales.  Aprende a saber lo que es un guerrero dentro de sus guerreros.

El cuerpo es sagrado y mucho se arriesga a la hora de la máxima entrega cuando esto se junta para el disfrute o para la continuidad de la existencia.

Es en pareja que logramos darnos cuenta cómo y de dónde venimos.

Las enseñanzas o aprendizajes dentro de los colectivos hacen de cada individuo una idea que muchas veces está lejos del autoconocimiento de lo que verdaderamente somos dentro de nuestra sexualidad.

Muchos de nosotros usamos las relaciones sexuales como arma de seducción y poder. Así nos alejamos poco a poco perdiéndonos dentro de la ignorancia de conocernos desde lo más frágil y honesto que conlleva el abrir nuestro cuerpo al otro.

Si miramos la forma donde se concibe lo sexual, vemos que mucho de lo que rodea al hombre está regido por dicha fuerza.

La vida quiere y llama a más vida, así en su poderosa tarea nos deja como desconocidos ante el disfrute y entrega en la relación sexual. La continuidad se superpone al placer.

La energía sexual es la energía para crear consciencia/conocimiento.

Es con el compañero(a) que estaremos descubriendo mucho de lo que en otro ámbito sería imposible.

Recomendaciones:

  1. Los padres no deben compartir nada a sus hijos de sus dificultades matrimoniales o con ex -parejas.
  2. De las relaciones íntimas con parejas anteriores no se debe hablar.

Como última recomendación para tener y enseñar una sexualidad sana y espontánea, atrévase a colocar un letrero en la puerta de su dormitorio:

“favor no molestar, papá y mamá están haciendo el amor”

                                                                                                                                                                                                                                                                                   Carola Castillo

Comentarios

  1. Jessica Sepúlveda Bravo

    Carola:
    Estoy de acuerdo que el cuerpo es sagrado, que la sexualidad debe vivirse en amor consciencia, sin embargo nuestras experiencias de vida en la infancia tiñen la sexualidad.
    Un abrazo

  2. Max DUran

    “Muchos de nosotros usamos las relaciones sexuales como arma de seducción y poder” tienes razón, oye, pero no es exclusivo de los hombres, las mujeres también lo hacen, desde que descubrieron que su cuerpo puede ser un arma letal también usan el sexo como un instrumento de poder y dominación, deshumanizaron y le arrancaron lo espiritual al coito 🙁

Deje un Comentario